viernes, 12 de julio de 2013

EL ORÁCULO NÓRDICO.







LAS RUNAS, EL ORÁCULO NÓRDICO.

Hola, permítanme presentarme, mi nombre es Manuel Suárez y soy “Runomante” o “Sigaldrísta”[i]
En esta ocasión y bajo acuerdo con mí adorada Silema, estoy ante ustedes para charlar un poco acerca de este desconocido oráculo, su historia, sus usos y el revisar de qué forma pueden ser consultado y utilizado hoy en día.
 Partamos pues por lo básico:

¿Qué son las Runas y de dónde vienen?

Históricamente, las Runas, son el conjunto de letras que usaron los antiguos vikingos y que, posteriormente, fuese adoptado por los celtas.
Como tal no podríamos considerarlas como un alfabeto, puesto que no son caracteres griegos (alfa, beta, etc.) sino más bien como un conjunto de ideogramas que, a su vez, funcionan como letras: el FUTHARK (por las siglas de las primeras seis runas).
Este conjunto de 25 grafías, además de usarse para la escritura también servía como oráculo; al grabarlos en piedra, madera o hueso,  el  Tulr (sacerdote)  o druida, en el caso de los celtas, se comunicaban con los Dioses  y con el “Guerrero Interior” de cada persona que lo consultaba.
A través delas combinaciones que estos símbolos daban al hacer una “tirada”, el sacerdote interpretaba lo que los Dioses querían transmitir al consultante.
Sin embargo, al llegar el catolicismo a las “tierras altas”, se erradico casi todo vestigio de esta tradición por considerarla parte de los ritos paganos que estos pueblos celebraban.
Pero hay cosas que no pueden morir.
Como toda tradición, siempre habrá quien la conserve y se encargue de difundir el conocimiento y así poco a poco permearon hacía el resto del mundo, llegando a nuestros tiempos.
Bueno, brevemente esa fue la parte histórica, en artículos posteriores ahondaremos un poco más.
Vamos ahora con la mítica de las Runas.

9 NOCHES COLGÓ ODÍN DEL YGDRASSIL…

Así es, el “Padre de todos los Dioses” y “El que todo lo ve”, en su búsqueda del último conocimiento se sacrificó a si mismo colgándose del “Árbol de la Vida” o “Ygdrassil” y herido con una lanza durante 9 días y 9 noches, para al final ofrecer su ojo izquierdo en tributo.
De esta manera se le revelaron las 25 runas, el conocimiento final, que llevó consigo al resto del Universo.[ii]
Hay muchas versiones de este relato, sin embargo, el mensaje es el mismo a las runas se les considera un regalo divino y su interpretación permite conectar con una sabiduría suprema la cual nos guiara en nuestro camino.

¿DE QUÉ ME SIRVE CONSULTAR LAS RUNAS?

El consultar un oráculo nos da la oportunidad de conectar con nuestro saber interno, con la chispa divina que todos tenemos dentro pero que muchas veces nos negamos a escuchar por pensar que es una locura, esa voz que llamamos intuición, o esas cosas que sabemos “por alguna razón que no comprendemos”.
Las runas son ese canal por medio del cual nos daremos cuenta del mensaje de nuestro “guerrero interior”, nos ayudaran a enfocar y ver claramente las circunstancias que nos llevaron a consultarlas.
No es una terapia psicológica, no es leer el futuro como tal, es más bien revisar el mapa y saber dónde está uno parado y hacia dónde ir con señalamientos.
Creo, que eso, siempre nos puede ayudar.
Pues bien, llegamos al final de este artículo, espero les haya sido de interés y cualquier duda o pregunta no dejen de postearla en los comentarios, procuraré ayudar a resolverlas…o hacerlas más grandes.
Hasta que nos volvamos a leer…. ¡Que los Dioses los tengan en su mano!

[i] El término Sigaldría hace alusión a la serie de novelas “Crónicas del asesino de reyes” de Patrick Rothfuss.
Sigaldría es el uso y conocimiento de las runas y sus combinaciones, en la historia mencionada hacen uso de ellas para darle magia y crear vínculos con ciertos artefactos y creaciones, magia rúnica al fin del día.
[ii] La Edda poética "Rúnatal" explica que su creador fue el Dios Odín, y los versos 138 y 139 describen cómo Odín recibió las runas a través de su propio sacrificio.